lunes, 27 de junio de 2011

Reflexiones entre protestas y erupciones


Los cambios no ocurrirán sin que antes no tengamos que pasar por una dramática crisis, que nos obligará a estar en un estado de guerra en defensa de la vida.

26 de Junio, 2011 00:06

Estamos viviendo tiempos difíciles, tanto en nuestro país, como en el resto del mundo.

Por un lado, sufriendo las manifestaciones de la naturaleza con una sorprendente periodicidad mucho mayor de la que estamos acostumbrados: recién nos reponemos de un terremoto y/o maremotos, cuando se presenta una erupción volcánica, un tornado o huracán; inundaciones y sequías, provocando a su paso muerte, destrucción y estragos de todo tipo.

Por otra parte, a diario presenciamos protestas pacíficas, o no tanto, de ciudadanos de distintas latitudes pidiendo mejores condiciones de vida, defensa de los recursos naturales; paros, exigiendo trabajo y reformas profundas a la educación. Las que antes se expresaban a través de partidos políticos, hoy se realizan más espontáneamente, respondiendo al llamado de ecologistas furibundos o no tanto, dirigentes gremiales o estudiantiles, aparentemente, ajenos a doctrinas partidarias, sino más bien, dando cauce a las demandas justas o injustas, pero sí legítimas de la gente, y que las autoridades no previenen a tiempo o no debidamente encauzadas: Desarrollo, sí, pero respetando el medio ambiente, o no al lucro de la educación. En todas estas manifestaciones las redes sociales han jugado un papel importante demostrando la real fuerza de convocatoria que poseen.

Pareciera que la respuesta a todo ello, es que estamos traspasando los límites de crecimiento, clima, recursos naturales y sobrepoblación.

La tierra está cansada y se está agotando, que duda cabe. La rapidez con que vivimos tampoco trae felicidad. Siempre queremos más. Somos víctimas del consumismo.

En efecto, estamos creciendo más rápido de lo que los recursos naturales demoran en reponerse. La mayor población demanda alimentos y bienes cada vez mayores. Los desiertos avanzan y pronto habrá ciudades sin agua. Se anuncian guerras en los próximos años a causa de este vital recurso. Los deshechos y la basura se acumulan y no están siendo procesados y reciclados. Leí por ahí, que en los últimos 40 años se ha producido más basura que en toda la historia de la humanidad. Si se corta más árboles de los que se planta, nos quedamos sin árboles, así de simple, recordemos la destrucción de la selva amazónica. Si la capa de ozono continúa disminuyendo y si se sigue espesando el manto de CO2, la Tierra se volverá más cálida, produciéndose todo tipo de cambios climáticos.

Si todo esto y muchas otras cosas más se producen simultáneamente, tal como de hecho está ocurriendo, se afecta todo el sistema del planeta, con impactos sociales, económicos, afectando la vida, tal como la conocemos, en una medida difícil de imaginar.

La solución parece fácil, que los Gobiernos y la economìa terminen con las políticas enfocadas únicamente en la producción y el consumo. Que se prohíba la sobreexplotación de los recursos naturales y toda practica que afecte al medioambiente, sin los debidos resguardos. Que las personas consuman menos y respeten a la naturaleza, etc.

Pero nada de ello ocurrirá sin que antes no tengamos que pasar por una dramática crisis, que nos obligará a estar en un estado de guerra en defensa de la vida. Es tal vez nuestra naturaleza, que nos lleva cada vez a poseer más, nuestro espíritu competitivo, ese afán de destacarnos sin importar el costo, donde el poder y el dinero siempre resultan vencedores.

Veamos esto en cifras, mientras existen millones personas que sobreviven con US$ 1,00.- al día, hay en el mundo sólo 12,5 millones de familias millonarias, pero que poseen el 39% de la riqueza. ¿Cuánto tienen?, pues, afírmense US$ 47,5 millones de millones, es decir, un “per familia” de US$ 3.840 millones. Habrá mayor acumulación de riqueza y poder en la historia?

En Chile, la acumulación extrema de la riqueza se concentra en 4 familias de multi –billonarias, que poseen US$ 42,5 billones de dólares, que equivale al ingreso anual del 80% de la población. Tres de ellos figuran en el ranking de la revista Forbes, dentro de los 100 top. De estas 4 mayores riquezas, la menor es la del Presidente Piñera con 2,4 billones de dólares.

Nuestros vecinos peruanos, pese al alto crecimiento que han experimentado en los últimos años, también cuentan con una alta concentración de la riqueza, y un tercio de la población es pobre. En cambio, los países ricos, tienen una menor cantidad de pobres, pero también, menos ricos, eso demuestra por qué son países desarrollados.

La receta es una transformación radical, profunda, extrema y dramática, que cambie completa y apresuradamente nuestra economía por otra que cuyo crecimiento no este basada en el consumo, sino en la felicidad de las personas, ¿cómo así? Trabajando y produciendo menos. En fin conformándonos con poseer menos, disfrutando del tiempo junto a la familia y a los hijos, de juegos deportivos, leyendo más y escuchando música. El fin de las compras y el nacimiento de un nuevo mundo.

No esperemos colapsar y que la crisis nos arrolle, poniendo en peligro la tierra y la vida como hasta hoy la concebimos, simplemente impulsemos un nuevo modelo económico, una nueva forma de vida, donde el ser sea más importante que el tener. Crezcamos más lentos, pero con mayor felicidad.

Asamblea Nacional Por Los Derechos Humanos Chile

No hay comentarios.:

visitas

LAS NOTICIAS DEL MUNDO EN UN CLIK

CON CHILE EN EL CORAZON

TVN EN VIVO

TVN EN VIVO
TELEVISION NACIONAL DE CHILE HAGA CLIK EN LA IMAGEN

TELEVISION DESDE EL SUR

TELEVISION DESDE EL SUR
VEA TELESUR EN VIVO HAGA CLIK EN LA IMAGEN

VEA TV CUBANA EN VIVO

VEA TV CUBANA EN VIVO
PARA VER HAGA CLIK EN LA BANDERA

CENTRO DE POLITICAS PUBLICAS

CENTRO DE POLITICAS PUBLICAS
INTERESANTE ESPACIO

FOTOS DIVERSAS

noticias de america

noticias de chile

MENU DE ARCHIVOS

VERDAD Y JUSTICIA NO A LA IMPUNIDAD

VERDAD Y JUSTICIA NO A LA IMPUNIDAD

NO QUEREMOS ESTE TIPO DE DEMOCRACIA

NO QUEREMOS ESTE TIPO DE DEMOCRACIA
foto perteneciente a EDUARDO SANCHEZ B

NO AL SECRETO DE LOS 50 AÑOS, JUSTICIA NADA MAS, NI NADA MENOS

NO AL SECRETO DE LOS 50 AÑOS, JUSTICIA NADA MAS, NI NADA MENOS